Cómo escoger un colchón adecuado para la salud?

Seleccionar un buen colchón no sólo ayudará a tener un descanso reparador sino que también nos permitirá levantarnos con vitalidad. Además nos evitará una serie de trastornos y dolencias como los dolores de espalda, cervicales, incómodas contracturas, entre otros.

Sin embargo, surge la siguiente interrogante: ¿Cómo saber elegir el colchón más adecuado? A continuación algunas pautas a tomar en cuenta:

Elige dónde vas a descansar

De látex, de algodón, de espuma, de muelles o incluso de agua. Hay muchas opciones, pero debes considerar la que más te conviene:

Cuidado con las alergias. Lo más recomendable es decantarse por un colchón de látex, algodón o lana, pero ten en cuenta que hay personas que son alérgicas al látex. Debes asegurarte de que tu organismo acepta bien el material del colchón.

Valora los de “doble cara”. Es buena idea optar por un colchón con dos caras, que combinan materiales. Por ejemplo, algunos tienen un núcleo de látex natural, una cara más fresca de algodón (para el verano) y otra de lana cardada, para el invierno.

Evita lo sintético como los tejidos de las fundas del colchón o de la almohada hechas con espumas de poliuretano o látex sintético. Se obtienen del petróleo y despiden mal olor.

El tamaño ideal. El grosor mínimo del colchón ha de ser de 15 cm. Si se supera el 1,90 m de altura la longitud debe ser especial.

Loading...

El mejor soporte del cuerpo

Dormir sobre una base adecuada (suficiente firme y flexible) te ayudará a disfrutar de un sueño saludable y confortable. Y aunque en esto cada uno prefiere un grado de firmeza y elasticidad particular, hay algunas recomendaciones generales:

Núcleo de látex. Los colchones con núcleo de látex natural proporcionan un buen soporte a la columna, permiten transpirar, son duraderos, se adaptan al cuerpo y no pierden firmeza con el paso de los años.

Componentes metálicos. Los colchones de muelles no siempre son recomendables porque con el tiempo se deforman y distorsionan el campo electromagnético natural y artificial.

El somier más adecuado. Optar por canapés o bases de estructura de madera o de bambú es lo más acertado. En este caso, también debes evitar los somieres metálicos. Por otro lado, los que disponen de lamas ayudan a que el colchón esté bien ventilado.

Nuevos tejidos más naturales

El algodón, el látex o la lana permiten una correcta transpiración y evitan situaciones de excesivo calor, sudoración o condensación de la humedad.

Aparte de estos tejidos naturales habituales, hoy en día es posible encontrar colchones elaborados con materiales que facilitan su transpiración. Por ejemplo, los que están hechos con fibra de coco o algas. Asimismo, la crin de caballo resulta ser una buena reguladora de la humedad.

Loading...

Most Popular

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDINFO © 2018

To Top