Cuidados naturales y ecológicos para el cabello

 

Cada día más aparecen en el mercado productos de belleza y de higiene elaborados con una gran cantidad de ingredientes químicos los cuales pueden afectar, a mediano o largo plazo, la salud.

Por ello, debemos procurar alternativas naturales y ecológicas. A continuación, se detallan algunas de ellas:

Tintes naturales
Los tintes químicos agreden el cabello y además pueden originar reacciones alérgicas. Existen por otra parte los tintes naturales (a base de pigmentos de origen vegetal) que permiten teñir o matizar el color natural del cabello sin estropear la estructura íntima de éste. Su efecto óptimo se consigue sobre los cabellos en su estado natural, es decir que no hayan sido permanentados ni teñidos recientemente.

Una solución de manzanilla, por ejemplo, sirve para aclarar los cabellos rubios y además presenta la ventaja adicional de combatir la grasa del cabello, las irritaciones del cuero cabelludo y la caspa.

La cáscara de nuez molida en forma de polvo fino, añadiendo aceite vegetal y un poco de agua muy caliente hasta formar una pasta, da una preparación que permite obtener un hermoso color castaño dejando que actúe como un cuarto de hora.

Para dar un matiz azulado como suele hacerse con los cabellos blancos o grises sirve una infusión de flores de azulejo (Centaurea cyanus o boleo cabezudo). Para elaborarla se toman dos puñados de flores secas, se escaldan con medio litro de agua hirviendo y se dejan en infusión tres horas; luego se filtra la infusión y se le añade un chorrito de zumo de limón.

Reforzantes para el cabello
Los productos para dar cuerpo al cabello se ofrecen en innumerables fórmulas y presentaciones. Pero recordemos que cuanto más naturales, mejor para el cabello mismo y también para el medio ambiente.

Una cerveza clara normal y corriente, por ejemplo, da cuerpo al cabello, y además le confiere un brillo sedoso muy atractivo. Para ello nos lavamos la cabeza normalmente; luego nos echamos sobre el cabello, empapando bien, un vaso de cerveza, y dejamos que se seque. El olor a cerveza no tarda en desaparecer espontáneamente.

Loading...

Otra manera muy sana y ecológica para darle cuerpo al cabello es calentar un cuarto de litro de agua a 40 °C y disolver una cucharadita de miel pura de abeja; además añadiremos a la mezcla un chorrito de vinagre de sidra.

Lociones naturales
En los casos de caspa, grasa en el cuero cabelludo, alopecia (caída del cabello) y picores suelen recomendarse diversas lociones.

Como todas las preparaciones cosméticas, éstas tienen conservantes, y es mejor prescindir, ya que tenemos la posibilidad de elaborar por nuestra cuenta una loción eficaz, sencilla y barata: pasamos a un frasco 60 g de extracto de rosal hamamelis, 40 g de tintura de ortiga y media cucharadita de tintura de árnica, todo lo cual agitamos enérgicamente.

Aplicamos unas gotas de esta loción sobre el cuero cabelludo y friccionamos enérgicamente. Los ingredientes pueden adquirirse en farmacias y establecimientos especializados en productos naturistas.

Productos anticaspa
Todos los champúes anticaspa comerciales contienen sustancias de acción antibacteriana, por ejemplo las sales de cinc. El remedio clásico es el azufre micronizado (es decir, atomizado en forma de partículas muy finas que el champú tiene en suspensión). Antes de atacar la caspa con tan enérgicos agentes,

Sin embargo, sería aconsejable que ensayásemos los remedios caseros, como la loción descrita en el apartado anterior, o esta otra fórmula: batimos una yema de huevo cruda y nos friccionamos con ella el cabello antes de lavarlo, dejando que actúe durante unos 15 minutos. Este tratamiento suele reducir la secreción casposa, pero no debe prodigarse más de dos veces por semana.

Productos en spray
Es preferible renunciar a ellos, aunque ahora se anuncien fórmulas exentas de hidrocarburos clorofluorados; la realidad es que todos los gases propelentes contribuyen en mayor o menor medida a contaminar la atmósfera. Si no queremos prescindir de pulverizadores, compraremos productos envasados normalmente y los pasaremos a un frasco con pulverizador manual (es decir, provisto de perilla o pulsador), que también los hay en el comercio. una cucharada de zumo de limón en un litro de agua templada.

Loading...

Most Popular

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDINFO © 2018

To Top