Remedios Caseros Para Dejar De Fumar

 

No resulta fácil dejar de fumar, ya que el tabaco crea una fuerte adicción.

Sin embargo, los daños que provoca a la salud (cáncer de los pulmones, de la boca, de la laringe, del esófago, de la vesícula, riñones, páncreas, bronquitis crónica y el enfisema) obligan a los fumadores a reconsiderar la opción de dejarlo.

En el caso de las mujeres embarazadas, los daños al bebé no nato son grandes, puede sufrir un aborto espontáneo o dar a luz a un bebé de peso más bajo que lo normal, vulnerable a las infecciones.

Los hijos de padres que fuman 20 o más cigarrillos por día tienen mayor riesgo de cáncer que los de padres que no fuman. Fumar daña los espermatozoides, así es que los hombres deberían dejar de fumar al menos tres meses antes de intentar tener un bebé. La probabilidad de muerte de cuna aumenta en bebés con padres fumadores.

Fumar, incluso, expone a los seres queridos que respiran el humo del tabaco. Estudios indican que los fumadores pasivos corren un mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón que aquellos que no lo están.

Portodo lo anterior, vale la pena dejar de fumar y, para lograr ese objetivo, se presenta a continuación algunos remedios populares para quienes han decidido liberarse de él.

Remedios caseros para dejar de fumar

Existen una serie de remedios caseros para dejar de fumar, los cuales son productos fáciles de conseguir y más baratos que los productos que prometen dejar de fumar. Si apenas has empezado a fumar y quieres dejarlo, presta atención a estos remedios que pueden ayudarte a dejar de fumar.

Goma de mascar

Aunque no se pueda creer, masticar chicle o goma de mascar es perfecto para las personas que quieren dejar de fumar, esto se debe a que los azúcares que contienen los chicles y también la manera en que se tiene ocupada nuestra boca, es una opción que nos puede ayudar a dejar el tabaco. No hay una cantidad especifica de masticar chicles, sin embargo, que se mastiquen 2 o 3 chicles durante el día puede ser una buena opción.

Hipnoterapia

La hipnoterapia es una disciplina que busca generar en el individuo determinadas respuetas a ciertos estímulso y generar hábitos específicos, destinados a superar un determinado problema, como puede ser el del tabaquismo.

Sobre este punto, se han realizado algunas investigaciones, comprobándose que, tras un tratamiento de hipnoterapia para dejar de fumar, de una sesión semanal durante 2 meses, fue suficiente para notar cambios favorables en un 40% de los pacientes, mientras que si el tratamiento continuaba por más tiempo, los resultados positivos podrían extenderse hasta un 60%.

Ginseng

Dentro de los varios tipos de plantas medicinales para tratar el tabaquismo, elginseng se ha caracterizado por ser un buen remedio natural para reducir el placer que brinda el acto de fumar, sin lo cual consumir un cigarrillo no tiene mucho sentido, y facilita su abandono. Esto es posible mediante la inhibición que el ginseng produce sobre la liberación de dopamina, un neurotransmisor responsable de brindar una sensación de bienestar, que suele ser estimulado por la nicotina.

Acupuntura

Como seguramente sabrás, el verdadero problema de abandonar el tabaco es tener que enfrentar la abstinencia y todos los malestares que se despiertan durante la misma, especialmente los relativos a la salud hepática al comienzo de un régimen para dejar de fumar. Pero estos síntomas pueden ser superados mediante la acupuntura, y la estimulación que esta terapia alternativa induce para el bienestar del hígado, así como para el resto de la salud.

Zumo de frutas

Este tipo de zumos sin azucares, ayuda a calmar la saciedad que tienen las personas que fuman en exceso. Debido a que los síntomas de la nicotina hacen que se busque una manera de suplir estos componentes, el zumo de manzana sin azúcar es perfecto para dejar de fumar; se recomienda tomar un máximo de 600 mililitros al día.

Loading...

Raíz de regaliz

Chupar un trozo de raíz de regaliz puede ayudar a quitarnos el deseo de fumar al substituir el hábito de chupar un cigarrillo, a la vez que esta planta contiene componentes que hacen que el gusto del tabaco sea desagradable.

Té de hierbas

Hierve durante unos 15 minutos un litro de agua con una cucharada de jengibre, una de tomillo y cinco de clavos de olor. Cuélalo y tómatelo cada vez que te sientas con la necesidad de fumar, ayuda a cortar la adicción.

Valeriana

Si bien la valeriana no es una planta que resulte indicada para todos los pacientes, el consumo diario de infusiones preparadas con 2 o 3 gramos de raíces de valerianapuede resultar como un buen tónico para reducir la ansiedad y el estrés, así como para tratar cuadros de nerviosismo que puedan inducir al acto de fumar como válvula de escape. Este remedio natural para dejar de fumar debe consumirse preferiblemente antes de dormir, y controlar que no afecte la salud intestinal ni produzca dolores de cabeza.

Lobelia

La lobelia es otra hierba natural utilizada para combatir el síndrome de abstinencia a la nicotina, con un efecto considerado como muy positivo. Tanto es así, que suele encontrarse esta planta como ingrediente de algunos productos para dejar de fumar; pero también puede consumírsela directamente en forma de infusiones, siempre y cuando se cuente con el asesoramiento de un profesional, ya que su uso inadecuado podría resultar toxico.

Avena

Por su parte, la avena es un excelente alimento para añadir a la dieta de una persona que intenta dejar el tabaco, ya que se considera que puede incidir en la disminución del consumo habitual de cigarrillos, inclusive en aquellos caso que no se sigue ningún tratamiento.

Jengibre

Mientras que la raíz de jengibre es una buena opción para tratar algunos efectos secundarios de un régimen antitabaco, como pueden ser las nauseas y la ansiedad, así como estimula la desintoxicación del organismo a través de los poros.

Pimienta de cayena

Y especialmente para aquellos momentos en que las ansias por consumir un cigarrilloparecen vencerte, puedes recurrir a la pimienta de cayena, la cual además sirve para tratar los efectos del tabaco sobre la salud pulmonar gracias a su efecto antioxidante y preventivo.

Consejos para dejar de fumar

La motivación personal es lo más importante para querer dejarlo y esta decisión debe estar condicionada por el deseo individual, pues muchas veces el entorno de los fumadores suelen ejercer presión para que se decidan a dejarlo fracasando en la mayoría de los casos porque no existe una verdadera convicción.

Solicitar ayuda, contar con apoyo siempre es conveniente cuando se comienza un proceso de deshabituación, bien sea mediante instituciones u organismos públicos o de personas pertenecientes al entorno íntimo como amigos y familiares.

Evitar contacto con fumadores al menos los primeros días del tratamiento así como los lugares o situaciones que conllevan mayor riesgo de recaídas como los bares y terrazas.

Evitar bebidas excitantes como el café, colas, y otras drogas como el alcohol porque incrementan los deseos de fumar.

Comprometerse públicamente también ayuda, pues por un lado estamos haciendo partícipes de nuestro compromiso a los demás incrementando nuestra motivación para no fallar y por otro lado, también obtenemos apoyo de su parte para superar los momentos de debilidad y evitar que nos inviten.

Practicar deporte es una buena forma de liberar el estrés y reducir el deseo de fumar porque la actividad física inhibe el deseo del cigarrillo durante su práctica y al menos una hora después.

Loading...

Most Popular

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDINFO © 2018

To Top