ADELGAZAR CON PROTEÍNAS, UN RIESGO PARA LA SALUD

 

Las proteínas son unas macromoléculas indispensables para la vida, ya que son la materia prima fundamental de la que están hechos nuestros tejidos. Sin proteínas no podemos subsistir. Por eso, en determinados países donde escasea el alimento, la carencia de proteínas induce a la enfermedad o la muerte.

Sin embargo, en nuestra sociedad se da el proceso contrario. El exceso de proteínas y de todos los nutrientes en general ha incrementado algunos tipos de enfermedades, como las relacionadas con el sistema cardiovascular. Unos por defecto y otros por exceso.

DIETA DE PROTEINAS PARA ADELGAZAR… ¡UN ERROR!.

Llevar a cabo una dieta exclusiva de proteínas para adelgazar es un auténtico error. No sólo priva al organismo de otros nutrientes imprescindibles sino que, además, lo intoxica. ¿Por qué? Muy fácil.

Las proteínas son macromoléculas muy complejas de digerir, sobre todo cuando se trata de proteínas de origen animal. El organismo necesita un gran esfuerzo para metabolizarlas y requiere la acción de un gran número de enzimas vitales. Además este proceso deja residuos nitrogenosos muy tóxicos que generan acidosis, lo que debilita las defensas y nos deja el cuerpo como caldo de cultivo para distintas enfermedades.

Efectivamente, cuando consumimos solo proteína y restamos la ingesta de otros nutrientes, conseguimos que el cuerpo almacene menos grasa. Pero es que, esta cuestión tiene muchos matices y es necesario tener ciertos conocimientos sobre la bioquímica del organismo para darse cuenta de lo contraproducente que puede resultar.

Si mantenemos la dieta durante un tiempo, en cuanto volvamos a comer normal y equilibradamente, el organismo hará acopio de todo aquello de lo que ha carecido para poder subsistir y realizar sus funciones correctamente. ¿Qué quiere decir esto? Que engordaremos mucho más que si no hubiéramos hecho la dieta.

Si mantenemos la dieta durante períodos muy prolongados, eliminando nutrientes esenciales, impedimos que el cuerpo lleve a cabo sus funciones vitales y como consecuencia, en primer lugar nos intoxicamos y acidificamos y, en segundo lugar, esto genera unos trastornos de rebote que incluyen afecciones como el edema, la inflamación y todo tipo de patologías relacionadas con los distintos sistemas.

DOS ACCIONES IMPRESCINDIBLES PARA ADELGAZAR.

Adelgazar, queramos o no, requiere dos acciones imprescindibles:

1.- Ingerir menos energía de la que se gasta.
2.- Mantener el cuerpo sano y depurado para que los productos de deshecho no se estanquen en el interior.

Loading...

Una dieta basada en la ingesta excesiva de proteínas no cumple ninguna de las dos. Por un lado, las proteínas engordan, como cualquier otro nutriente, puesto que son energía que el cuerpo almacena como reserva. Es cierto que menos que los hidratos de carbono y las grasas. Pero, en cualquier caso, se trata de una reserva poco eficiente, puesto que para ello requiere procesos complejos y un gran esfuerzo que debilita nuestras defensas.

Por otra parte, deja residuos muy tóxicos en el organismo que impiden su funcionamiento óptimo y una correcta depuración.

La ingesta de proteínas es imprescindible, sí, pero en poca cantidad. La Organización Mundial de la Salud recomienda la ingesta de proteínas diaria del 10% del total de nutrientes.

PROTEÍNA ANIMAL O VEGETAL.

Las proteínas son moléculas complejas formadas por cadenas de aminoácidos. La proteína animal contiene todos los aminoácidos esenciales, y por eso suele decirse que es una proteína de alto valor biológico. En cambio, la proteína vegetal no es igual de eficiente.

Un vegetal puede tener algunos aminoácidos esenciales y carecer de otros, mientras que a otro vegetal le pasa todo lo contrario. ¿Qué hacer para remediarlo? Pues muy sencillo: combinar distintos tipos de vegetales proteínicos.

La mejor forma de obtener proteínas eficientes a partir del reino vegetal es combinar cereal, legumbre y semillas. Cuando combinamos estos elementos en la misma o en distintas comidas a lo largo del día, nos estamos asegurando de ingerir una proteína completa.

TODOS LOS NUTRIENTES SON INDISPENSABLES.

Adelgazar no tiene nada que ver con eliminar nutrientes. Eso sería desnutrirse y no adelgazar. De hecho, muchos estudios señalan que la mayor parte de las personas con obesidad están, además, desnutridas. Por el contrario, distintas poblaciones del mundo con hábitos alimenticios muy saludables están perfectamente nutridas y, sin embargo, son extremadamente delgadas.

Las grasas, los hidratos de carbono y las proteínas son los tres macronutrientes indispensables. Cuando combinamos en la comida principal del día un plato que contenga 75% de cereal + un 25% de legumbre y algunas semillas, no sólo estamos aportando una proteína completa, sino que además añadimos hidratos de carbono, polisacáridos y grasas poliinsaturadas… ¡lo que el cuerpo necesita! Si además añadimos frutas y verduras frescas, terminaremos de proporcionarnos lo que queda por añadir: vitaminas y minerales. Mi consejo es que, además, limitéis la proteína a una sola comida, preferiblemente al mediodía.

Adelgazar saludablemente requiere sentido común. Antes de empezar una dieta milagrosa que se supone os hará adelgazar sin ningún esfuerzo en dos días, plantearos si tiene algún sentido. Y sobre todo, pensar que la mejor forma de tener un peso ideal es comprometerse definitivamente con una alimentación adecuada que os sirva para el resto de vuestra vida.

Loading...

Most Popular

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDINFO © 2018

To Top